Assassins Creed: errores históricos al estilo hollywoodiense

¿Quiénes son los assassins creed? Resulta que nadie los conoce; pero ahora han hecho una película, no por toda la historia que trae esta sectasino porque existe un videojuego. Sí, sí, un videojuego. Y sobre la nueva película decir que, en cuanto supe que estaba ambientada en la “España de la Inquisición”, empecé a percatarme de los errores históricos “garrafales”.

Es verdad que la ficción, ficción es, sí, y que los límites los pone únicamente el ingenio; pero si a esto se le quiere dar un poquito de credibilidad, resulta imposible si aparece una bandera actual de España entre las tropas cristianas del siglo XV. (1) 

Para empezar, y saber de lo que hablamos, tenemos que conocer el término hashshāshīn “consumidores de hachís”, que era utilizado en la época para definir a gentes de vida marginal, aunque no necesariamente tenia que tratarse de criminales. Los nizaríes fueron los auténticos assassins y su líder fundador era Hassan Al Sabbah conocido como “El viejo de la montaña” que era el título que recibían los que presidían la secta. (2)

Las fechas bailan

La película narra cómo, a través de una tecnología revolucionaria, un grupo religioso de carácter secreto, en otro tiempo la Orden templaria (enemigos de  los assassins), accede a los recuerdos genéticos de un individuo. El objetivo de los templarios es dar con los recuerdos de un antepasado de este, el miembro de una secta de asesinos (los assassins) llamado Aguilar, que vivió en la España del siglo XV protegiendo un misterioso objeto de los templarios. De este modo, una de las tramas relata cómo Aguilar defiende Granada junto a los musulmanes del asedio cristiano en 1492, y ahí encontramos el primer gran fallo “garrafal”, que sería cronológico, puesto que la ciudad se rindió el día 2 de enero de 1492 y la trama se desarrolla durante varias semanas de ese año.

Un asunto de banderitas de colores en batallas imaginarias

Fotogramas de la película de assassins

Uno de los fotogramas que muestran la actual bandera de España a manos cristianas Fuente

En un grave error de documentación, los españoles portan banderas rojas y amarillas, similares a la actual, que evidentemente no corresponden con las utilizadas en la época. Habría que esperar hasta el reinado de Carlos III para encontrar la bandera rojigualda. Las tropas deberían sujetar, si acaso, la bandera de la Corona de Castilla y León o, en su defecto, algún símbolo representativo de los Reyes Católicos. En la Edad Media, quizá como consecuencia de las Cruzadas y del contacto con los árabes, que las utilizaban con gran profusión, los reyes y nobles comenzaron a usar diversos tipos de banderas como distintivo propio o de las tropas que reclutaban para su servicio, estando formadas por un pedazo de tela con el escudo de armas del señor al que pertenecía el ejército.(3)

¡Y seguimos con los errores! La guerra a las puertas de la Alhambra que nos hacen ver en la película, es encarnizada; sin embargo, la realidad fue otra. La guerra de Granada, de larga duración, apenas dio lugar a batallas campales o acciones espectaculares y ninguna de las batallas se libró a las puertas de Granada.

Boabdil, el traidor

En realidad, los assassins nunca tuvieron que proteger al príncipe Ahmed, el hijo de Boabdil, como nos muestran en la película. Boabdil fue descrito débil y estuvo sometido a la voluntad de su viril madre Aixa; fue hecho prisionero en varias ocasiones y se sometió fácilmente a las exigencias para sus rescates, incluyendo la entrega de su hijo como rehén, que fue devuelto posteriormente.

Con la Inquisición hemos topado…

Los RRCC en la película sobre los assassins

La película muestra una visión desdibujada de los Reyes Católicos, con una «exótica» Isabel. Fuente

Otra leyenda negra (4) es la Inquisición española y los autos de fe (que esto no es un circo señores…); en la película aparecen rodeados de personajes disfrazados y con los Reyes Católicos presidiendo la escena.

Normalmente, en aquella época los Reyes Católicos no presidían los autos de fe, como nos presentan en el film. Solían acompañar a los inquisidores las autoridades eclesiásticas, civiles y militares.

Seguimos con la leyenda negra cuando hablamos de la figura de Tomás de Torquemada, interpretado por Javier Gutiérrez (más conocido por su papel en Águila Roja). En la película es el líder de la Orden del Temple, con poder incluso en la política de la “Reconquista” (5) y en el ejército, utilizando a la Santa Hermandad para sus propósitos, cuando en realidad solo tenía poder sobre la Inquisición.

Auto fe diferente al de la película de assassins

“Auto de fe”, pintado por Pedro Berruguete. Fuente

A pesar de lo que se ha contado siempre sobre la Inquisición española, recurría a la tortura en escasas ocasiones. Se quemó a más brujas en el resto de Europa que en España, haciendo referencia a esto podemos leer un artículo anteriorLa película describe la quema de tres reos en un auto de fe; en realidad no se ejecutaban a los reos en estos actos, sino que los condenados a muerte, comparecían vestidos con el tradicional sambenito (una especie de gran poncho blanco)., y luego eran eran entregados formalmente a los tribunales reales encargados de ejecutar la sentencia. Así, quemar a gente viva resultaba un hecho relativamente raro.

En un momento de la película aparece un cuadro llamado “La Santa Inquisición”, este sería otro gran error, es verdad que el cuadro existe y se llama “Auto de Fe en la Plaza Mayor” pero fue pintado 200 años después, durante el reinado de Carlos II. (6)

Escenarios de la película sobre los assassins

Otro gran error “garrafal” es la aparición de una de nuestras principales joyas arquitectónicas, la Alhambra de Granada. Por lo que dan a entender, el Patio de los Leones era el salón del trono granadino, cuando realmente se encontraba en la Torre de Comares.

Toda la actividad que se realiza en los alrededores de la Alhambra, en el momento en el que huye el asesino por los pasadizos y se tira desde un puente, está distorsionada, aunque sí que existe.(7)

Uno de los escenarios que podemos ver en la película es la catedral de Sevilla, aparece totalmente gótica (cuando no solo tiene ese estilo) e inglesa, creada  por ordenador, donde simplemente han colocado la tumba de Cristobal Colón.

El final de la película, bastante fantasioso, nos presenta un pasado alternativo en el que los templarios están detrás de la Inquisición española y de los planes de adueñarse de Granada, puesto que aquí se escondería un objeto con poderes sobrenaturales (el fruto del Edén, que nunca se llega a saber qué poderes tiene). Sin embargo, como en el resto de Europa, la orden templaria fue abolida y había desaparecido de España al menos un siglo antes de la época presentada en la película.

En este caso podemos decir que se ha dado más veracidad al videojuego sobre los assassins que a la historia.

¡Por favor señores de Hollywood, no se tomen esas licencias y sean un poco más rigurosos!


Referencias

(1) La época de los Reyes Católicos (1474-1516) representa el inicio de una larga hegemonía hispánica con la expansión ultramarina de la expedición de Cristóbal Colón en 1492. Con la unión de los Reyes Católicos nacería la Monarquía hispánica, la aparición en la Península de un poder, estructurado bajo una entidad de índole monárquica (ejercicio personal de la soberanía, con carácter vitalicio y/o hereditario).

(2)  A partir del siglo XIII, poco a poco, la fuerza de la “secta de los asesinos” (como se les llamaba), fue diezmada por el enfrentamiento con poderosos enemigos. Los (assassins) hashshashin o nizaríes se habían convertido en un grupo armado especializado en el asesinato político activo entre los siglos VIII y XII.

(3)  Los diferentes reinos que al unirse dieron origen a España, utilizaron como enseña las armas heráldicas propias traspasadas al lienzo: Castilla enarboló el pendón carmesí con un castillo dorado; León, un león púrpura o rojo sobre fondo blanco; Aragón, los cuatro palos rojos sobre fondo amarillo…

(4) Un conjunto de elementos negativos propagandísticos en contra de la Iglesia católica y del Imperio español.

(5) Ciertas tendencias dudan de esta terminología y proponen el término “conquista”, más cercano a la  realidad histórica.

(5) Auto de Fe en la Plaza Mayor de Madrid: óleo sobre lienzo pintado en el año 1683. https://www.museodelprado.es/coleccion/obra-de-arte/auto-de-fe-en-la-plaza-mayor-de-madrid/8d92af03-3183-473a-9997-d9cbf2557462

(6) El río Darro, que pasa a los pies de la colina de la Alhambra, no es de mucho caudal. Aunque el río tenga muchos puentes a su paso por Granada, el que conectaba la ciudad con el palacio era el puente de Cadí, que actualmente está medio destruido.


Bibliografía 

Guadalupe Frutos Vilaplana

Licenciada en Humanidades por la Universidad de Extremadura. Investigando y descubriendo el mundo las humanidades digitales.

One Comment:

  1. Pingback: Asesinos, drogas y videojuegos. Los asesinos que inspiraron Assassin Creed - Khronos Historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *