Cuando el emperador Enrique IV se bajó los pantalones delante del Papa en la Humillación de Canossa

Así se las gastaba Enrique IV, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, que había convocado a sus fieles para deponer al que se sentaba por aquel entonces en la cátedra de san Pedro: Gregorio VII. «Enrique, no por usurpación, sino por ordenación de Dios rey, a Hildebrando, que ya no es Papa, sino falso monje»(1). El final de la misiva es lapidario: «Yo, Enrique, por la gracia de Dios rey, con todos nuestros obispos te decimos: ¡Desciende, desciende, tú que…

El saber no ocupar lugar…

Los gansos que salvaron Roma de la invasión de los galos senones

Así, tal cual suena: si no hubiese sido por el graznido de unos gansos el Imperio romano podría no haber existido. Y es que, allá por los siglos V y IV a.C., la Antigua Roma no era más que un abusón de tres al cuarto, regordete y con espinillas en la cara que le hacía la vida imposible a sus vecinos. Es más, le hicieron falta un «porrón» de primaveras y muchas horas de gimnasio para convertirse en la máquina…

El saber no ocupar lugar…

¿Están locos estos romanos? Por lo menos Nerón parece que sí

En el 37 d.C. nació una de las mayores joyas que ha poblado este planeta. Se llamaba Lucio Domicio Ahenobarbo y pasó a los anales de las Historia por haber sobrepasado con creces cualquier nivel de chaladura imaginable por el ser humano. El nombre de Nerón lo recibió unos añitos después, cuando el emperador Claudio lo adoptó, de buena fe, para que fuese su sustituto al frente del Imperio romano. Bueno, a decir verdad le llamó Nerón Claudio César Augusto…

El saber no ocupar lugar…

Calígula: El emperador y sus locuras

Suma y sigue. Donald Trump, el hombre que nos ha regalado un riquísimo florilegio de despropósitos hacia mujeres, musulmanes y mexicanos, va a ocupar la silla con más caché político del mundo. Allá ellos. Quizá haya quien recuerde también a su homólogo italiano, Silvio Berlusconi -«Il Cavaliere»-, que nos dejó en su día un precioso compendio de perlas que causaron indignación y cachondeo a partes iguales. Pero no han sido los únicos, y mucho menos los primeros. Los antiguos romanos…

El saber no ocupar lugar…

El camino de la deshonestidad. La corrupción desde Valencia hasta la Antigua Roma.

Gürtel, los ERE de Andalucía, Púnica, Papeles de Panamá, Noos, la familia Pujol o el Caso Bárcenas, la corrupción ha pasado a formar parte de nuestro día a día. No es de extrañar. Raro es el día en el que no se descubre que fulanito ha estado metiendo la mano en la hucha o que menganito, a quien le sobra el dinero, lleva años estafando a Hacienda. Seguro que si vendiésemos estas historias a Hollywood, no pasaría mucho hasta que produjesen…

El saber no ocupar lugar…

«Beber aquí, beber allí, a la noche borrachín»: la rendición de Berlín

rendición de Berlín

El otro día escuché decir que «mirada de cerca, la vida es una tragedia, pero vista de lejos, parece una comedia». Me quedé ojiplático. No podía imaginar que hoy en día todavía se recordase a Charles Chaplin, y menos aún que alguien conociese alguna de sus frases. Fue reconfortante, la verdad. Pero lo realmente curioso es que esa frase me recordó una situación que, efectivamente, vista desde cierta lejanía, pudiera parecer si no cómica, sí por lo menos un tanto…

El saber no ocupar lugar…

¿De dónde viene el corte de mangas? La historia de la peineta desde Grecia a Bárcenas

corte de mangas

Hay que reconocer que disfrutamos “haciendo la peineta”. Pocos gestos, como un corte de mangas, nos permiten expresar tanto con tan poco esfuerzo. Sin contar, además, con ese leve retrogusto de superioridad y frenesí que nos otorga cuando lo usamos. No es de extrañar, por lo tanto, que se haya convertido en uno de los gestos más comunes, internacionalmente, en lo que a comunicación no verbal se refiere. Y es que es complicado sustraerse al encanto de “enseñar el dedo”.…

El saber no ocupar lugar…