Hildegart, la intelectual española, educada y asesinada por su propia madre

Aurora Rodríguez fue una mujer con unas ideas muy claras: crear al ser humano perfecto. Para conseguirlo buscó y rebuscó al hombre adecuado para concebir con él un hijo. Después, ella se encargaría del resto, ella moldearía a ese bebé hasta que alcanzase la perfección. ¿La víctima de tales ideas? Su hija, Hildegart . Buscando la perfección Aurora heredó mucho dinero cuando su padre murió, por lo que para ella eso nunca fue un problema conseguir sus propósitos. Y sus lecturas sobre…

El saber no ocupar lugar…

Primera mujer médico y maestra del engaño. ¿Margaret o James Barry?

James Barry

Un pequeño secreto… En una época en la que las mujeres no podían estudiar ni ser consideradas seres con las mismas capacidades que los hombres, algunas mujeres hicieron trampas. No era raro saber de historias en las que una mujer se disfrazaba de hombre para conseguir algo. Algunas, con el fin de dedicarse a un oficio impensable para una mujer, intentaban engañar a quien hiciese falta, haciéndose pasar por el sexo opuesto. Pero, tampoco era raro, que la verdadera identidad de estas mujeres…

El saber no ocupar lugar…

¡Sálvese quien pueda! El inventor que el mundo no necesitaba, Thomas Midgley

Un genio sin conciencia, Thomas Midgley Fue un inventor de gran éxito, o por lo menos eso es lo que pensaba él y la gente que le rodeó a lo largo de su vida. Thomas fue el creador de cosas que están en uso hoy en día y que, en su momento, fueron vistas como un gran avance en sus respectivos usos. Sin embargo, la imagen que de estos inventos se tiene en el presente, deja mucho que desear. Desde…

El saber no ocupar lugar…

¡Que no estaba muerto! El misterio de Luis XVII

Cuando Luis XVI y su mujer Maria Antonieta murieron guillotinados, se fueron dejando atrás a sus hijos. Uno de ellos es el protagonista de una historia de farsa y misterio, un niño de 7 años, Luis XVII. Si hubiesen sabido lo que esperaba al pobre Luis, hubiesen suplicado que lo matasen con ellos en la guillotina… ¡Qué es solo un niño! Los que tomaron el palacio no sabían qué hacer con el chico. No iban a matar a un niño…

El saber no ocupar lugar…

Monja, travesti, soldado y mujeriega; lo tenía todo. Catalina de Erauso

Y pues no las dotó Dios ni del ingenio que piden los negocios mayores, ni de fuerzas las que son menester para la guerra y el campo, mídanse con lo que son y conténtense con lo que es de su parte, y entiendan en su casa y anden en ella, pues las hizo Dios para ella sola (1). Esto tan bonito escribía Fray Luis de León sobre las mujeres a finales del siglo XVI. Cualquiera diría que Catalina de Erauso se…

El saber no ocupar lugar…