¿Soy Copernico o Colón? Historia de dos desconocidos separados al nacer

Copérnico y Colón

“Retrato de Nicolás Copérnico” de la Escuela de Pomerian – Museo Copérnico- (izda) Fuente.  “Retrato de un hombre que se dice es Cristóbal Colón”, por Sebastiano del Piombo (derecha). Fuente 

Como viene siendo tradición en las cabalgatas de Reyes Magos de la capital española durante la alcaldía de Manuela Carmena, estas no están exentas de anécdotas. Algunas de ellas son tan “importantes” para la sociedad española como la vestimenta de Sus Majestades o, en este año 2017, la identidad de un “misterioso” erudito llamado Colón por el reportero y polemista Álvaro Ojeda, en un nuevo ejercicio de “cuñadismo histórico”, que finalmente resultó ser Copérnico. 

En honor a los defensores de la (¡Ojo spoiler!) teoría Heliocéntrica de Copérnico, y de los americanistas seguidores de Cristóbal Colón y su “ruta hacia las Indias por el Oeste”, haremos una sutil y breve distinción entre estas dos figuras históricas.

Nicolas Copérnico, Nico o Coper para los amigos, astrónomo y personaje de cabalgata

Copérnico estatua

Estatua de Copérnico en Varsovia (Polonia). Fuente 

Nicolás Copérnico, tras la muerte de su padre queda al cuidado del “tito” Lucas, que era obispo, y le convenció para que cultivase su formación científica y religiosa, de modo que se graduó en derecho canónico y estudió otras disciplinas como medicina, o aquella por la que destacaría (posteriormente): astronomía, a partir de 40 años de observaciones que dieron lugar a sus obras más importantes (1), que en resumen vienen a apoyar la que conocemos popularmente como teoría Heliocéntrica, así como la existencia de una órbita terrestre.

Lo cierto es que estas obras pasaron inadvertidas en su tiempo. El estilo de vida de Copérnico era más similar al de un fraile que al de un científico, por lo que predominaba el silencio y la discreción, fruto de su vocación y formación religiosa; además, la segunda de las obras mencionadas no la publicó hasta el año de su muerte, lo que le impediría salir en los pergaminos de los boletines del corazón…

Teoría heliocéntrica

Sistema heliocéntrico, Andreas Cellarius (1708).  Fuente

La vida y obra de Copérnico resultan bastante singulares en comparación con otros intelectuales destacados; su modus operandi era similar al de antiguos filósofos griegos como los pitagóricos que observaban las estrellas y en algún caso poseían una concepción circular (2) del universo.

Su teoría fue reforzada y matizada por Juan Kepler y por Galileo Galilei que ya si hizo más uso del telescopio (en época de Copérnico se usaban otros instrumentos de menor precisión, los ojos y poco más, si tenías suerte de no ser miope). Podemos considerar al gazapo de la cabalgata como una confusión generalizada o como una demostración práctica de la labor de un astrónomo (3).

Cristóbal Colón, aventurero, descubridor y víctima recurrente de Podemos

Estatua de Colón en Huelva

Estatua de Colón en Huelva. Fuente

En lo que se refiere al genovés, dudamos de cuando y donde nació, aunque parece que fue en Génova, y no en Ibiza, Catalunya o Galicia, como varios congresos y autores de dudosa fiabilidad nos han querido hacernos creer (4). Lo que sí tenemos claro es que muere en 1506 en Valladolid, alejado de los focos mediáticos nacionalistas de uno y otro lado del charco.

Hijo de un tejedor o mercante (5),  Cristoforo Colombo (en italiano) no permaneció mucho tiempo en Génova, y se introdujo en el mundo de la navegación desde muy joven, visitando algunas de las posesiones de su ciudad (de gran influencia económica en su momento). Además realizó numerosos viajes de estudio y exploración, en los que pudo entablar amistades, cual estudiante Erasmus,  con corsarios de la época (6).

A partir de sus contactos en la Península (tanto en la Corona de Portugal como en la de Castilla), así como por el auge de Escuela de Navegantes y de Puertos como los de Sagres, Lisboa o Palos de la Frontera, pudo disponer de los medios y del punto de salida para su proyecto. Quería viajar -con fines comerciales- hasta la zona más alejada de Asia, navegando desde el océano Atlántico por el Oeste; según los cálculos realizados por intelectuales griegos como Eratóstenes y los suyos propios, y sin olvidar los conocimientos de marinería de los hermanos Pinzón y figuras controvertidas como el Piloto anónimo y  un tal Alonso Sánchez de Huelva (7).

Primer viaje Colón mapa

Mapa de Juan de la Cosa (1500), única realizado por un acompañante de Colon en el primer viaje. Fuente

Como sucede en muchas iniciativas emprendedoras, lo que le faltaba a Colón era la financiación. Para su mala suerte, la Corona de Portugal no gozaba de una bonanza como la de Castilla y Aragón, a pesar de ser una de las grandes potencias marítimas de aquellos años. Finalmente fueron los Reyes Católicos quienes dieron el visto bueno a Colón: gracias a los hermanos Pinzón, a una cuñada de Colón  que trabajaba para los Medina Sidonia(8), así como a los conocimientos de todos ellos (Cristóbal incluido) y a la propia suerte (estuvo a punto de ser tirado por la borda por su propia tripulación porque los cálculos del genovés se quedaron cortos), consiguió el “concurso público” que le permitió realizar el viaje por el que pasaría a la Historia como el descubridor de América.

¡Que son dos personas?

El contexto histórico en el que vivieron Copérnico y Colón, destacó por ser una nueva época en la que los descubrimientos científicos, la configuración estatal de los territorios y otras muchas cosas marcaron un punto y aparte. En estos cambios fueron indispensables figuras como las anteriores, con la similitud añadida en este caso, de la importancia de ambos en sus aproximaciones hacia los movimientos terrestres, en la astronomía y navegación respectivamente.

Tabla Comparativa Nicolás Copérnico y Cristóbal Colón.

Tabla Comparativa Nicolás Copérnico y Cristóbal Colón.

Sintiéndolo mucho por los fans de la reencarnación y del cuñadismo, Nicolás Copérnico y Cristóbal Colón no solo fallecieron hace varios siglos, sino que además, son personas diferentes.

En conclusión, uno de los primeros gazapos de 2017 se lo debemos una vez más a la cabalgata de Carmena y a sus rigurosos analistas, que de nuevo nos permiten centrarnos en lo que realmente importa: no la crisis económica, el paro juvenil o las pensiones, sino la llegada de Sus Majestades, enturbiada por los “desatinos” de dos “plebeyos”.

Manuela Carmena y los Reyes Magos de Oriente en la cabalgata de 2016. Avatar de la cuenta de twitter de Álvaro Ojeda

Manuela Carmena y los Reyes Magos de Oriente en la cabalgata de 2016. Avatar de la cuenta de twitter de Álvaro Ojeda. Fuente

No os lo perdonaremos jamás, Carmena y Ojeda, jamás.

Y para quien esté interesado en otros cuñados de España: La depuración de funcionarios, los “cuñaos” de Franco y la corrupción española.  


Referencias

(1) Sobre las revoluciones de los orbes celestes y Comentario menor sobre las hipótesis de los movimientos terrestres; Fischl, 2002, pp. 231-232.

(2) Giberson y Mayayo, 2012, p. 200.

(3) Flammarion, 2011, pp. 84-86, y Silman, 2011, p. 7.

(4) Se desconoce con precisión la fecha de su nacimiento, se duda ente 1430-36 o 1451.

Sobre el Colón ibicenco, noticia del Diario ABC (28/09/2012). Disponible en linea: http://www.abc.es/20120927/espana/abci-teoria-origen-ibicenco-colon-201209271907.html

Sobre el Colón catalán, noticia de ElPaís  (24/11/2014). Disponible en línea: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/11/24/catalunya/1416826845_827782.html

Sobre el Colón gallego, noticia de El Faro de Vigo (06/10/2013). Disponible en línea:http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2013/10/06/peritaje-caligrafico-80-expertos-indican/890877.html

(5)  Existen ciertos vacíos históricos en la vida de Colón, que fueron completados con el tiempo gracias al estudio de fuentes como el documento de mayorazgo en favor de su hijo Diego, que permite establecer su origen genovés; así como otros documentos oficiales y algunos de carácter más personales como la biografía realizada por su hijo Hernando Colón. Para ampliación, una breve biografía de la Real Academia de la Historia. Entrada Cristóbal Colón. Disponible en línea: http://www.rah.es/colon-2/

(6) Arranz, 2006, p. 118.

(7) Figuras mencionadas en relatos posteriores de forma esporádica, tal vez con la finalidad de personificar algunos hechos no explicados del proceso que llevó a la realización del primer viaje.

(8) A partir de documentos del Archivo Ducal de Medina Sidonia y de San Juan del Puerto (en Huelva), investigados por el catedrático David González Cruz. Noticia de Huelva Ya  (10/10/2012). Disponible en línea: http://huelvaya.es/2012/10/10/nuevos-documentos-demuestran-que-la-familia-de-colon-se-instalo-en-san-juan/ 


Bibliografía

  • Arranz Márquez, L., 2006, Cristóbal Colón: Misterio y Grandeza. Marcial Pons Historia, Madrid.
  • Fischl, J., 2002, Manual de Historia de la Filosofía,  Herder, Barcelona.
  • Flammarion, C., 2011, Vida de Copérnico e historia del descubrimiento del sistema del mundo,Glem, Buenos Aires.
  • Giberson, K. y Mayayo, M. A., 2012, Oráculos de la ciencia: Científicos famosos contra Dios y la religión, Encuentro, Madrid.
  • Gómez Gómez, J. R., 2012, Breve Historia de Cristóbal Colón, Nowtilus, Madrid.
  • Silman, R., 2011, La tierra y el espacio: Los astrónomos,  Benchmark Education.

Nicolás Soriano Ballesteros

Licenciado en Historia y en Humanidades por la Universidad de Huelva, finalizando actualmente Máster en Historia y Ciencias de la Antigüedad por la UCM y UAM de Madrid (itinerario Roma Antigua, interesado en Religión Romana) Profesor particular y explicador de la Historia,fotógrafo y viajero por afición.

2 Comments:

  1. Interesante el artículo sobre dos grandes figuras europeas que compartieron la fe cristiana y la falta de prejuicios (cosas que suelen ir unidas, dicho sea de paso) y de resultas de cuyos trabajos nuestro mundo europeo, paradójica y simultáneamente, al mismo tiempo se empequeñeció y se amplió.

    • Nicolás Soriano Ballesteros

      Efectivamente, la formación científica y el pensamiento crítico de estas dos figuras, unidos a sus valores (aunque en el caso de Cristóbal Colón, por lo controvertido de algunas fuentes, así como a raíz de algunos episodios de su vida, estos principios no siempre los aplicaba), provocaron un avance no solo en estas disciplinas sino también en nuestra sociedad, cuya lectura filosófica se enmarca en el antropocentrismo propio del Humanismo Cristiano, una muestra más de que Fe y Razón, bien entendidas, son no solo compatibles, sino necesarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *