¿Cómo metemos a un rey en una caja sin tocarlo? El pudridero de los reyes de España

Todos conocemos la frase: “A rey muerto, rey puesto”. Pero… ¿qué hacen con el cadáver? Sí, parece sencillo, lo colocan en el Panteón Real del Escorial (1). Pero ¿cómo hacen para que quepa en esos pequeños cofres (2)? Muy fácil, dejando pudrir el cuerpo de sus majestades. Parece asqueroso, pero esta práctica sigue haciéndose desde hace siglos (3). Y se hace en una estancia misteriosa conocida como el pudridero; sin duda, el que eligió el nombre fue poco original.

La sala más secreta y que peor huele del Escorial; el pudridero

Panteón real que oculta el pudridero.

Panteón Real. Fuente

Cuando muere algún familiar de la Corona española, comienza el ritual que se lleva haciendo desde hace muchísimos años. Tras una misa en el Escorial, un familiar entrega el cuerpo a los monjes agustinos (4) recitando la siguiente frase:

Padre prior y padres diputados, reconozcan nuestras paternidades el cuerpo de (fulanito de tal) que conforme al estilo y la orden de su majestad que os ha sido dada voy a entregar para que lo tengáis en vuestra guardia y custodia.

A lo que los monjes contestan:

Lo reconocemos.

El actor Paul Naschy se “perdió” durante un rodaje y pudo ver el pudridero. También lo pudo oler, pues lo describe como un pestilente lugar. Normal, había dos cadáveres en descomposición. El actor tampoco incide demasiado en sus memorias, pero las fuentes coinciden en que se trata de una estancia abovedada, con suelo de piedra y sin ventilación ni iluminación, de ahí que se intensifique el mal olor. Además el proceso de descomposición del pudridero es muy largo (6). Durante este, los monjes custodian el cuerpo hasta que finaliza el proceso biológico de reducción natural, y se elimina toda la humedad y el mal olor del cuerpo.

Al tener ya el cuerpo listo para depositarlo en las urnas del panteón, se procede con la ceremonia, muy protocolaria, de la colocación del cuerpo en el panteón, que se realiza en la intimidad. A este acto asisten varios miembros: un monje agustiniano, un miembro de Patrimonio Nacional, un arquitecto (para dirigir el desmontaje del murete del Panteón), dos operarios, y un médico (para certificar que la descomposición ha finalizado).

Ha habido tanto rey que no nos caben todos… ¿dónde metemos a los actuales?

Alzado del Panteón Real. El pudridero es la galería “E”. Fuente.

Ahora que ya tenemos “el muerto en la urna y el vivo en el trono” se nos plantea un segundo problema. ¿Dónde irá Juan Carlos? Se desconoce si el rey quiere ir al Escorial, pero si quisiera tampoco cabría. Sí, el rey tendrá que ponerse a la cola, quizás por primera vez en su vida. Los 26 nichos están completos, aunque si nos ponemos estrictos, debería haber varios huecos:

Felipe II y Carlos I (V para los amigos) deberían estar enterrados en la basílica (7), pero Felipe IV los movió al panteón. Por otro lado, la esposa de Alfonso XIII y la primera esposa de Felipe IV (8), tampoco tendrían derecho a estar enterradas ahí, ya que no han sido madres de reyes. Finalmente, los condes de Barcelona (padres de Juan Carlos I) tampoco tendrían derecho a estar enterrados en el panteón, ya que nunca reinaron (9).

Quizás, tras completar el Panteón Real,  sea el fin del pudridero real y de esta pestilente tradición. Aunque bueno… aún queda espacio en el Panteón de los Infantes y muchos reyes para “pudrir”.


Referencias

(1)En el Panteón Real del Escorial están enterrados casi todos los reyes de España desde 1558, a excepción de Felipe V, Fernando VI, José I Bonaparte y Amadeo de Saboya.

(2)Los cuerpos se depositan en unos cofres de plomo. En el caso del Panteón Real, miden 1 x 0,4 metros. Son un total de 26 cofres, que quedarán completos cuando se trasladen los cuerpos de los padres de Juan Carlos I, condes de Barcelona (actualmente en el pudridero).

(3)El primer testimonio que se tiene de esta estancia es de 1854, con las crónicas de fray José de Quevedo. Si bien, seguramente dataría de mediados del siglo XVII, cuando tuvo lugar la creación del Panteón Real, durante el reinado de Felipe IV, para sustituir al construido por Felipe II.

(4)Los monjes agustinos sustituyeron a la Orden de los Jerónimos en 1885.

(5)El actor se coló en 1980, aprovechando un descanso en un rodaje. A esta sala únicamente pueden acceder los monjes.

(6)El proceso de descomposición dura de 25 a 40 años.

(7)Carlos I de España (V de “Alemania”) pidió estar enterrado en la basílica del Escorial, bajo el altar y los pies del sacerdote. La misma posición la ocuparía Felipe II. Ambos monarcas estaban enterrados originalmente, junto con sus familias, bajo las esculturas realizadas por Pompeo Leoni.

(8)Victoria Eugenia de Battenberg e Isabel de Borbón.

(9)Serán enterrados, ya que Juan Carlos I les otorgó honores reales tras su muerte. Actualmente se encuentran en el pudridero. Seguramente serían los cadáveres que vio Paul Naschy.


Bibliografía 

José Cristóbal Chimeno

Graduado en Historia del Arte por la Universidad de Zaragoza y en posesión del Máster en Análisis y Gestión del Arte Actual por la Universidad de Barcelona.

One Comment:

  1. Estoooo, dices que el actor se coló en 1980, los padres de Juanca la palmaron en 1993 y 2000, así que dudo mucho que fuesen ellos los que estaban en el pudridero.
    Y el abuelo de Juanca la palmó hace casi 80 años, me parecería raro que en los 80 siguiese alli… Supongo que sería la abuela, sino no se.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *