Hildegart, la intelectual española, educada y asesinada por su propia madre

Aurora Rodríguez fue una mujer con unas ideas muy claras: crear al ser humano perfecto. Para conseguirlo buscó y rebuscó al hombre adecuado para concebir con él un hijo. Después, ella se encargaría del resto, ella moldearía a ese bebé hasta que alcanzase la perfección. ¿La víctima de tales ideas? Su hija, Hildegart .

Buscando la perfección

Hildegart

Aurora Rodríguez. Fuente

Aurora heredó mucho dinero cuando su padre murió, por lo que para ella eso nunca fue un problema conseguir sus propósitos. Y sus lecturas sobre la creación de seres humanos puros y perfectos le llevaron a pensar que sería buena idea dar forma a estas teorías, por sus propios medios.

Para ello necesitaba no solo a un hombre apto para su plan, sino que además no reclamase al bebé como suyo. Nadie debía interferir en los planes que Aurora tenía. Y, ¿qué sacerdote iba siquiera a reconocer tener una hija? Así, consiguió al candidato ideal.

Aurora quedó embarazada y se marchó, ya el resto del mundo le daba igual, se centraría en su proyecto. Y de su maquinación -no tan rara para la época como se pueda pensar- nació Hildegart en 1914. Una niña que pese a cumplir en muchos aspectos las expectativas de su madre, no terminó siendo el ser humano perfecto que de ella se esperaba. Y eso, le traería graves consecuencias.

La infancia perdida de Hildegart

Hildergart fue educada por su madre, la cual no se separaba de ella ni para ir al baño y era realmente dura con la niña. Fuese por el acierto de la madre al concebirla, por la severa disciplina que le imponía o porque Hildegart era un genio ya de por sí, el caso es que con tres años hablaba a la perfección, sabía leer y escribir. Antes de los diez hablaba inglés, francés y alemán, y a los diecisiete terminó la carrera de derecho. Más tarde estudiaría otras carreras como la de medicina. Normalita, ¿no?

El reconocimiento esperado

En fin, Hildegart resultó ser todo un fenómeno de la naturaleza. Daba conferencias sobre diversos temas, defendía el feminismo, la educación libre, el aborto o la eugenesia. Pronto fue conocida y reconocida en los altos círculos tanto españoles como internacionales. Escribió varios libros de éxito a nivel internacional como El problema sexual tratado por una mujer española, un libro a destacar por la época en la que se publicó. Por cierto, que Hildegart tratara tan abiertamente y con tanta claridad y sabiduría el tema del sexo no quiere decir nada, la chica nunca, jamás, había ‘catado varón‘. Su madre nunca lo habría permitido.

Hildegart

Hildegart dando una charla en público. Fuente

Los problemas de la gloria

La fama que fue adquiriendo Hildegart hizo que trabajase con otras personas relevantes de la época, como Gregorio Marañón. Y también mantuvo correspondencia con el escritor H. G. Wells, quien le propuso viajar a Londres. Pero no se puede olvidar que Hildegart era una niña ‘creada’ por su madre y que Aurora jamás permitiría que otros influyesen en su hija, y mucho menos que la apartasen de su madre para beneficiarse de sus logros. Aurora era la incansable protectora de su creación, una sombra siempre pegada a ella, y eso no sería nada fácil de cambiar.

Hecha la ley, hecha la trampa

La propia educación que Aurora había dado a Hildegart hacía impensable la posibilidad de que ésta se quedara para siempre en el nido, sin luchar por unos ideales más altos y siempre bajo las faldas de su madre. Sin embargo, cada vez que Hildegart quería librarse de las ataduras de su madre, ésta se lo impedía. Pero poco a poco, Aurora se iba dando cuenta de que algún día ya no la podría retener. Y, como la señora no se caracterizaba por su sensatez y cordura, su mente comenzó a convencerse de la posibilidad de que, tarde o temprano, todo lo que ella había creado, todos sus esfuerzos, irían a parar a las manos de otros. Otros, que no tenían ningún derecho a apropiarse de sus logros. Así que no podía dejar que Hildegart la abandonase.

Obsesión y paranoia

Entierro Hildegart

Fotografía entierro de Hildegart, publicada en un periódico. Fuente

Y, cuando no quieres que alguien te abandone por nada del mundo, lo mejor es quitarle esa posibilidad de raíz. Si además tu locura y obcecación por algo llegan a límites insospechados, quizá la única opción que se alcance a ver sea la que Aurora llevó a cabo fríamente. No vio otra alternativa que la de acabar con la vida de su hija; poniendo así fin a su descabellado propósito. Se le escapó de las manos y madre e hija terminaron dando la vida. Aurora decidió asesinar a la excepcional Hildegart disparándole cuatro tiros mientras dormía; más tarde reconocería el crimen.

Un triste final para una mente tan brillante que podría haber dado mucho más de sí. Una niña que nunca pudo ser niña. Creada para ser perfecta por una madre que la veía como un proyecto, un logro propio. Un logro que jamás aceptaría que nadie le arrebatase. Ni siquiera la propia Hildegart.


Bibliografía 

  • Amiguet, T., 2014, “El asesinato de la virgen roja Hildegart Rodríguez”Lavanguardia.com, 27 mayo 2014. [En Linea] Disponible en:  http://www.lavanguardia.com/hemeroteca/20140526/54406528632/hiildegart-rodriguez-aurora-rodriguez-parricidios-espana-ii-republica-ninos-prodigio-eugenesis.html (31/07/2017)
  • Bustabad, L., 2014, “Hildegart Rodríguez Carballeira o el fracaso de la mujer proyecto”Elpaís.com, 5 diciembre 2014. [En Linea] Disponible en: https://elpais.com/ccaa/2014/12/05/galicia/1417803612_746330.html (31/07/2017)
  • Castelo, S., 2010, “El crimen que conmovió a la República”ABC.es, 9 junio 2010. [En Linea] Disponible en: http://www.abc.es/20100609/historia-/crimen-republica-hildegart-1933-201006091249.html (31/07/2017)Valero, S.F., 2013, “La hija creada, la hija destruida, Hildegart Rodríguez (1914-1933)”Mujeresenlahistoria.com, 26 septiembre 2013. [En Linea] Disponible en: http://www.mujeresenlahistoria.com/2013/09/la-hija-creada-la-hija-destruida.html#more (31/07/2017)
  • Vega, C., 2013, “La despiadada madre de Hildegart”, lasendadelcrimen.blogspot, 10 octubre 2013. [En Linea] Disponible en: http://lasendadelcrimen.blogspot.com.es/2013/10/la-despiadada-madre-de-hildegart.html (31/07/2017)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *