Juan Pujol: el doble espía que puso en jaque a Hitler

Si nombro el apellido Pujol la gente empieza a temblar. Unos piensan en uno de los mejores defensas de la selección. Otros recuerdan a un gran político catalán, e incluso a una familia corrupta. Los menos piensan en cierto personaje de Desafío Total (ya sabéis, el “monstruito” ese que salía de una barriga). Pero nadie piensa en Juan Pujol, uno de los personajes fundamentales en la II Guerra Mundial, y sí, era español (y catalán, más temblores).

Y es que, aunque España no se dejó ver mucho en esta contienda, Juan Pujol tuvo un papel destacado en ella. Así que, al no existir ninguna película Hollywood Style sobre este agente doble, vamos a crearla sobre la marcha. ¿Os gustaron Patton (1), Valkiria (2), The Monuments Men (3), Windtalkers (4) o Descifrando Enigma (5)? Pues meted palomitas en el microondas, acomodaos en vuestra butaca favorita y preparaos para disfrutar del peliculón de hoy: Juan Pujol. El 007 español, el “Greta Garbo” catalán.

Mamá, quiero ser espía

Juan Pujol en una entrevista realizada en los 80. Fuente(Entrevista) Fuente(Cómic)

El “prota” es un joven acomodado, nacido en Barcelona y pacifista nato. Al empezar la película estalla la Guerra Civil española y es llamado a filas republicanas. Pero él se niega a participar en “una lucha fratricida (7). Su aventura durante la contienda española ya promete: se escondió, fue encarcelado, se fugó y se pasó al bando nacional (esa es la forma en la que se autodefinían, aunque más nacionales eran los republicanos, representantes legítimos de la nación). Pero el franquismo no será de su agrado, y decidirá aplicar lo aprendido para acabar con el Generalísimo.

 

Recién casado con  Araceli (toda película debe tener romanticismo), decide ofrecerse como espía a los británicos. Como es rechazado por su falta de experiencia, hace lo mismo con los alemanes. Y a estos sí que les convence de que es un ferviente nazi con capacidades para el espionaje. Su nombre en clave: Alaric

Hace un trato con la sedienta nobleza española: un pasaporte para viajar a Portugal a cambio de traerles whisky de contrabando. Una vez allí, se hace amigo de un compatriota poseedor de un visado (8). Le emborracha, fotografía el documento, y consigue una plancha y un sello con los emblemas españoles. Así obtiene un visado falso con el que convencer a los alemanes de que puede viajar a Inglaterra. Para hacer creíble que estaba en las islas sin haber salido de Lisboa, consigue un mapa británico, una guía turística y otra de trenes. Inventa una red de espías y desarrolla un estilo empalagoso con el que consigue redactar largas cartas sin decir nada. Con los pocos datos reales que aporta, y con una mezcla de suerte e ingenio, empieza a tomar valor.

Con más nombres que la duquesa de Alba

Llegados aquí, los ingleses son conscientes de que, si ha conseguido tanto él solo, será imparable guiado por ellos. Recibirá entonces su segundo nombre en clave: Garbo (9). Entonces, Juan Pujol empieza a mandar a los nazis ríos de información certera que le convierten en un espía de primera. Y todo ello, sin comprometer las operaciones aliadas.

Greta Garbo y Juan Pujol

A la izquierda, Greta Garbo, a la derecha, Garbo a secas Fuente (1) Fuente(2)

En una gran muestra de sus dotes artísticas se desarrollará la Operación Antorcha. En ella utilizarán el miedo de Hitler a un ataque a Noruega para ocupar el norte de África. La táctica es sencilla pero efectiva: entre toda la información verdadera, se dan pistas que indican un ataque a Noruega. Así, deja que sean los alemanes quienes saquen esa errónea conclusión. Para reforzar su papel, él mismo avisa del ataque a África cuando no queda tiempo para que se preparen. De nuevo los nazis quedan impresionados por su efectividad.

El culebrón de Juan Pujol

Pero su mujer, Araceli, harta de la situación, amenaza con descubrir la tapadera de su marido. Aunque, por desgracia para ella, no hay nada más importante para Garbo que su oficio, así que elabora un plan. En él, hacen creer a Araceli que ha sido encarcelado por defender el honor de su esposa, y que eso le puede acarrear la ejecución. Pero Araceli no se rinde tan fácilmente: llama a todos los contactos que tiene y “arma el pollo”, incluso intenta suicidarse. Finalmente se compromete a no decir nada, evitando así que Juan lleve a cabo la última parte del plan en el que fingía su propia muerte.

Preparando el gran final de la película, empieza a gestarse el Día D (10) en el que Juan Pujol, como en esta película, tendrá un papel principal. Los Aliados inventarán un ejército enorme y una operación sobre el sur de Francia con una doble intención. La primera, convencer a los nazis de que la ofensiva final de los Aliados caerá en Calais. La segunda, que cuando desembarquen en el norte exista un grupo de fieles a Garbo que crean que es un señuelo para evitar que manden refuerzos a Normandía.

Troleando Nazis

Hitler, que odiaba la inteligencia (irónico, ¿verdad?), adoraba los informes de Alaric. Tanto, que un fallo en unas maniobras le dejará clara la existencia de un desembarco al norte de Francia. Pero ha caído en las redes del espía español, y cree que es un señuelo. Igual que con África, Juan Pujol es el primer espía que avisa del desembarco de Normandía, pero los nazis, seguros de que es una trampa, ni despiertan a Hitler. Cuando a los tres días el dirigente nazi decida enviar refuerzos, Garbo le convencerá de que no debe caer en la trampa, y seguir asegurando Calais.

Condecoraciones de Juan Pujol

Juan Pujol recibió las dos mayores condecoraciones de los dos bandos Fuente

La guerra está acabando y los nazis siguen convencidos de la valía de Juan, siendo el primer no combatiente en recibir la Cruz de Hierro, la mayor distinción alemana. Los ingleses hacen lo propio y le convierten en el primer agente en recibir la MBE (11).

Llegamos al final de esta película en la que Garbo tiene que huir a Sudamérica por miedo a las represalias nazis. Allí es abandonado por su mujer y finge su propia muerte. Apenas habla de lo ocurrido durante la Guerra con su familia hasta que un historiador da con él. Durante un breve periodo de tiempo será tratado como un héroe. Sin embargo, las amenazas de los nostálgicos de Hitler le hicieron volver a desaparecer. Así acaba, y así olvidamos al hombre que participó en dos guerras y en cuatro bandos, sin disparar ni un solo tiro.


Referencias

(1) Surge la necesidad imperiosa de resumir ya que se trata de un tema extenso. Aunque Hitler pidió a España que entrara en la guerra, Franco pensaba que se trataría de una contienda demasiado larga, y acababa de salir de una Guerra Civil. Así, el Caudillo se contentó con haber acabado con la República y volver a traer la monarquía a España (¿O no era así esto?). Hitler, algo molesto, se llegó a plantear quitar a Franco de en medio.
(2) George Smith Patton (1885-1945). Uno de los generales más famosos del bando norteamericano en la Segunda Guerra Mundial.
(3) Film sobre Claus Philipp Maria Justinian Schenk Graf von Stauffenberg (1907-1944). Fue jefe del Ejército de Reserva del III Reich, más famoso por el “Complot del 20 de julio” en el que se intentó atentar (realmente se atentó, otra cosa es que resultase fracasado) contra Adolf Hitler.
(4) Un grupo de expertos en arte que se dedicaban a investigar el paradero de piezas artísticas robadas por los nazis y a recuperarlas.
(5) Durante la I y II Guerra Mundial los norteamericanos utilizaron la lengua y fonética navaja para codificar mensajes, ya que era casi imposible de descifrar sin conocer el idioma.
(6) Película sobre Alan Mathison Turing (1912-1954), un brillante matemático inglés que logró descifrar Enigma, la máquina codificadora de mensajes de los nazis.
(7) West y Pujol, 1986, p.31.
(8) Por la situación diplomática entre España y Reino Unido un visado era la única forma de acceder a las islas británicas.
(9) Aunque, como bien habréis imaginado, el nombre se lo pusieron por sus dotes artísticas servía también como engaño, ya que podía hacer pensar que se trataba de una mujer.
(10) El Desembarco de Normandía (06-06-1944) fue la operación militar definitiva llevada a cabo por los Aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Su resultado fue la liberación de la Europa Occidental del III Reich.
(11) Miembro de la excelentísima orden del Imperio británico.

Bibliografía 

  • Juárez, J., 2004, Juan Pujol, el espía que derrotó a Hitler, Ed. Temas de Hoy, Madrid.
  • Roch, E., 2010, “Garbo, el hombre que salvó al mundo”, Teoría y Práctica, 19. [En línea] Disponible en: http://www.fage.es/magazin/magazin19/10_Roch.pdf (10/07/2017)
  • Serrano Suñer, R. 1978, “Puntualizaciones sobre las relaciones de Franco y Hitler durante la segunda guerra mundial”, ElPaís.com  de que día? [En Línea] Disponible en: https://elpais.com/diario/1978/11/26/internacional/280882806_850215.html (10/07/2017)
  • Talty, S., 2013, Garbo, el espía: el agente doble español que se burló de Hitler e hizo posible el desembarco de Normandía, Ed. Destino, Barcelona.
  • West, N y Pujol, J. 1986, Juan Pujol, el espía del Siglo, Ed. Planeta, Barcelona.

Javier Moguel

Licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, con especialización en Contemporánea. Soy un apasionado de la literatura, la cual disfruto como consumidor y productor (Autor de la novela "Manifiesto" y del galardonado relato "Con los ojos cerrados"), de la historia y de la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *