Serapis: cómo inventarte un nuevo dios todopoderoso con estos sencillos pasos

Corrían los primeros años del siglo III a.C., parecía que fuera a ser una noche tranquila de verano como otra cualquiera, o al menos así lo creía el faraón egipcio, Ptolomeo I Sóter (el “Salvador”), pero esa noche se encontraría con el dios Serapis. Este faraón fue uno de los generales de Alejandro Magno que se repartieron su Imperio tras su muerte (323 a.C.), precisamente la zona de Egipto. Para los más despistados, Ptolomeo I fue el tatarabuelo del tatarabuelo de…

El saber no ocupar lugar…