La maldición del Teatro Romea

Que España es un país maldito es una realidad. Demasiada mala suerte o malas decisiones, según se vea, malos gobernantes, gentes sin acción, y acciones sin la gente oportuna. En lo que respecta a la página de hoy, donde hablaremos de la maldición del Romea, la brujería siempre ha ocupado una parte entrañable de nuestra sociedad, no hace falta más que darse un pequeño paseo por Granada para contemplar las continuas amenazas de futuro hacia aquellas personas hábiles a la…

El saber no ocupar lugar…