Hildegart, la intelectual española, educada y asesinada por su propia madre

Aurora Rodríguez fue una mujer con unas ideas muy claras: crear al ser humano perfecto. Para conseguirlo buscó y rebuscó al hombre adecuado para concebir con él un hijo. Después, ella se encargaría del resto, ella moldearía a ese bebé hasta que alcanzase la perfección. ¿La víctima de tales ideas? Su hija, Hildegart . Buscando la perfección Aurora heredó mucho dinero cuando su padre murió, por lo que para ella eso nunca fue un problema conseguir sus propósitos. Y sus lecturas sobre…

El saber no ocupar lugar…