De pirata a pontífice: el papa Juan XXIII “primero”, que no escribió su nombre en las listas papales

Avistando el “currículum” de muchos de los papas de la antigüedad podría quedarse uno verdaderamente pasmado. Simonía, sodomía, corrupción, pederastia, asesinato e, incluso, comportamientos incestuosos serían sólo algunos de los cargos imputables a muchas cabezas de la Iglesia católica. Sin embargo, llama la atención el caso de un pirata que, ya denostado y olvidado, saltó con ayuda medicea del barco al trono de san Pedro. Nos referimos al papa Juan XXIII “primero”, cuyo pontificado se extendió entre 1410 y 1415, justo durante…

El saber no ocupar lugar…