Julio César: Un erasmus por la Grecia antigua, unos piratas y el tío más chulo de Roma

Todo el mundo conoce a Cayo Julio César. Hasta los que no conocen su historia han oído hablar de él. Fue una de esas personas que cambió el curso de la historia de la humanidad; de esos que dejaron una impronta indeleble en nuestra memoria colectiva. Su figura fue tan grande, con tantos hechos reseñables que, a menudo olvidamos otros menores, pero no menos impresionantes. Si a alguien le preguntas sobre alguna anécdota de su vida probablemente te hable del…

El saber no ocupar lugar…

Españoles, ingleses y franceses… un contrabando entre velas

De pequeño sentí una gran admiración, que perdura hasta estos días, por el mar, así como por piratas y contrabandistas; el contrabando de los que van en barco, no de los de Marbella, aunque bien mirado, van en barcos también… Si voy a una ciudad portuaria no dudo un segundo en visitar la costa y observar todos los alrededores, pero sobre todo los barcos y los marineros. No contemplo el mar sin contrabando, sin piratas, sin comerciantes, al igual que sin aventureros…

El saber no ocupar lugar…

De pirata a pontífice: el papa Juan XXIII “primero”, que no escribió su nombre en las listas papales

Avistando el “currículum” de muchos de los papas de la antigüedad podría quedarse uno verdaderamente pasmado. Simonía, sodomía, corrupción, pederastia, asesinato e, incluso, comportamientos incestuosos serían sólo algunos de los cargos imputables a muchas cabezas de la Iglesia católica. Sin embargo, llama la atención el caso de un pirata que, ya denostado y olvidado, saltó con ayuda medicea del barco al trono de san Pedro. Nos referimos al papa Juan XXIII “primero”, cuyo pontificado se extendió entre 1410 y 1415, justo durante…

El saber no ocupar lugar…

Arrasa con lo que veas, y generoso no seas

piratería

Últimamente, con los tiempos que corren, hemos vuelto a oír un término que creíamos olvidado, Piratería, para referirse a la copia ilegal pero, ¿quiénes eran los verdaderos piratas? Aunque podemos encontrar piratería casi desde el mismo momento en el que el hombre descubrió cómo desplazarse por los mares, no podemos olvidar que la llamada “Edad de Oro” de la piratería puede fijarse entre 1690 y 1720. La llegada europea al “Nuevo Mundo” y el tráfico de mercancías entre América y España…

El saber no ocupar lugar…