Sendero Luminoso, cuando la cocaína pagó la revolución en Perú

Cuando hablamos de movimientos revolucionarios en Latinoamérica durante el siglo XX, siempre nos vienen a la cabeza Fidel Castro en Cuba, las FARC colombinas o los Sandinistas de Nicaragua. Pero, entre todos estos movimientos, hay un gran olvidado. Ahora mismo, muchos de vosotros os estaréis preguntando cuál es. Unos pocos, habréis acertado, pero estoy seguro de que la inmensa mayoría no habéis oído ni el nombre de Sendero Luminoso. Aquí es donde surge la gran duda, ¿qué es Sendero Luminoso (1)?…

El saber no ocupar lugar…

La muerte de Esparta. Nabis, el último rey

Mucha gente ha oído hablar de la batalla de la Termópilas, la de Platea o en su defecto la de Salamina. Sabemos al menos el nombre de tres o cuatro reyes de Esparta y de algún que otro estratego. Seguro que nos acordamos de los pírsines que lucía Jerjes en sus trabajados pectorales. Incluso, a algunos os sonará cómo vivían las mujeres espartanas. Sin embargo, todo llega a su fin y un buen día Esparta dejó de ser una de las…

El saber no ocupar lugar…

¿Quién unificó Japón? Hideyoshi, el soldado raso que llegó a comandante

Cuando hablábamos de la unificación de Japón bajo la figura de Nobunaga, todo parecía indicar que, pese a los esfuerzos del general, el trabajo todavía no había terminado. En este juego estratégico le sucedería Toyotomi Hideyoshi, un guerrero que demostró su valía en el liderazgo y la semblanza. La familia de Hideyoshi no destacaba en nada; ni tenía una tradición familiar samurai, ni tampoco disponía de dinero. Tenían ganado y un extenso campo para trabajarlo. En esta situación, ¿cómo se…

El saber no ocupar lugar…

Deconstruyendo tópicos: Gregor Strasser, el nazi ¿socialista?

Todos hemos oído hablar del nazismo, el genocidio, Hitler, Goebbels… Y nuestra perspectiva sobre ello es un auténtico horror. Pero, cuando analizamos ese periodo de la Historia, nos quedamos con muchos nombres en el tintero. Uno de ellos es el de Gregor Strasser. Gregor Strasser, “el Trotsky del partido nazi” Gregor Strasser fue un nacionalsocialista asesinado en la purga de la Noche de los Cuchillos Largos (1). ¿Que por qué es importante? Os preguntaréis… En un período de asalto al…

El saber no ocupar lugar…

Escondidos en casa. Así vivieron los topos del franquismo

Al terminar la Guerra Civil Española, muchos republicanos marcharon al exilio por miedo a las represalias. Otros se ocultaron en sus propias casas durante décadas. Fueron éstos los llamados topos del franquismo. ¿Quieres saber cómo se las apañaron para no ser descubiertos? Con la victoria del Franco en 1939 se crearon en España unos “comités de exterminio” que, amparándose en la Ley de Responsabilidades Políticas, acabaron con la vida de casi 165.000 republicanos (1). Se salvaron de la “limpia” aquellos…

El saber no ocupar lugar…

Charlotte Corday, la revolucionaria que se cargó a Marat antes de perder la cabeza

Erase una vez la Revolución francesa (1), cuando el pueblo llano (2) se sublevó contra la monarquía, la nobleza, el clero y sus privilegios. De hecho, esta revuelta marcó el inicio de la Edad Contemporánea, ni más ni menos. Precisamente, Charlotte Corday fue una hija de la mismísima Revolución. ¡Abajo el Antiguo Régimen (3) y arriba la burguesía! Pues bien, a los revolucionarios más radicales (4), liderados entre otros señores por Marat (5), se les fue un poco de las manos.…

El saber no ocupar lugar…

Cuando el emperador Enrique IV se bajó los pantalones delante del Papa en la Humillación de Canossa

Así se las gastaba Enrique IV, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, que había convocado a sus fieles para deponer al que se sentaba por aquel entonces en la cátedra de san Pedro: Gregorio VII. «Enrique, no por usurpación, sino por ordenación de Dios rey, a Hildebrando, que ya no es Papa, sino falso monje»(1). El final de la misiva es lapidario: «Yo, Enrique, por la gracia de Dios rey, con todos nuestros obispos te decimos: ¡Desciende, desciende, tú que…

El saber no ocupar lugar…

Cuando un cura cabreado casi mata a la Reina: el cura Merino

Aquella mañana fría de febrero, en el Madrid de Isabel II, allá por el siglo XIX, nadie podía haber adivinado las intenciones que tenía el señor Martín Merino, más conocido como el cura Merino (1), para hacer que esa fecha (2) no fuera la de un día cualquiera. El cura, como cada día, había ido a su misa matutina; aunque iba a ser la única rutina de aquel día, que era especial. Merino ansiaba estrenar un estilete que había comprado…

El saber no ocupar lugar…

Una judía intelectual metida en política: Margarita Nelken y su reformismo republicano

Traer la modernidad a España y que estuviera al mismo nivel que otros países europeos como Francia o Alemania, fue uno de los objetivos en la II República. Una gran parte de los avances estaban destinados a las mujeres porque su situación seguía siendo paupérrima. Puede que a principios del siglo XX se llevaran a cabo cambios en la educación de las españolas, pero solamente afectaba a mujeres que formaban parte de familias acomodadas. Las republicanas querían que esos cambios…

El saber no ocupar lugar…

Japón en tiempos de guerra. Nobunaga, el guerrero salvador

Hernán Cortés y la maldición del Imperio azteca, Leonardo Da Vinci y el misterio de la Gioconda, el saqueo a Roma o la publicación del Lazarrillo de Tormes. Estos acontecimientos, y muchos más, marcaron la creación de leyendas y la configuración de una Europa convulsa en el siglo XVI. Ante esta situación, y alejado de Occidente, surge la figura de Oda Nobunaga … Espera, ¿quién? Antes de valorar la figura de Nobunaga, hemos de advertir que la historia de Japón es una…

El saber no ocupar lugar…