Españoles, ingleses y franceses… un contrabando entre velas

De pequeño sentí una gran admiración, que perdura hasta estos días, por el mar, así como por piratas y contrabandistas; el contrabando de los que van en barco, no de los de Marbella, aunque bien mirado, van en barcos también… Si voy a una ciudad portuaria no dudo un segundo en visitar la costa y observar todos los alrededores, pero sobre todo los barcos y los marineros. No contemplo el mar sin contrabando, sin piratas, sin comerciantes, al igual que sin aventureros…

El saber no ocupar lugar…

“Rompiendo las reglas”: Mujeres comerciantes en la España dieciochesca

A lo largo de la segunda mitad del siglo XVIII, en la ciudad de Sevilla se matricularon en la Universidad de Mareantes cinco, y únicas, armadoras (1); fueron María Josefa de Serastegui, Manuela Josefa Patricia de Sifuentes, Anoela Catalina del Rado, Juana Gabriela Sánchez Dorado y Josefa Latasa (2). En una época en la que la mujer tenía un papel limitado, en el que su rol más significativo era el hogar y la familia, hubo mujeres que se adaptaron a…

El saber no ocupar lugar…