V de Vendetta vs los “Trump” del s. XX: Hitler y Thatcher

“Recuerden, recuerden, el 5 de noviembre. Conspiración, pólvora y traición. No veo la demora y siempre es la hora para evocarla sin dilación”.

¿Quién, a día de hoy, no ha escuchado, o al menos no le suena la oración anterior?

Portada V de Vendetta. Fuente

Portada V de Vendetta. Fuente

El 5 de noviembre es una fecha que no nos dice mucho; sin embargo, los ingleses ese día celebran lo que se conoce como la Noche de Guy Fawkes o la Noche de las Hogueras que viene a conmemorar la Conspiración de la Pólvora (1). Desde que en 2006 la novela gráfica V de Vendetta, de Alan Moore, fue llevada a la gran pantalla, la fecha y su simbología ha traspasado las fronteras británicas.

Aunque la novela es de los 80, no podría estar de más actualidad, porque el conocido grupo Anonymous ha adoptado la máscara de V como su carta de presentación, con esa sonrisa tan peculiar(2). Además, todos los movimientos sociales, motivados por la crisis económica de 2008, que al que más o al que menos le ha achuchado su cartera, han utilizado a V como símbolo de protesta frente a gobiernos considerados conservadores y anacrónicos, y a las grandes multinacionales que controlan la economía. Al mismo tiempo, nos previene contra los “populismos” y los discursos mesiánicos; como lo ocurrido en las elecciones estadounidenses en las que ha ganado el rubio  de moda del momento, organizador de eventos como Miss Universo y misógino, Donald Trump; frente a la exsecretaria de EE.UU. y supuestamente cómplice de vender armas a los insurgentes de Libia, Hilary Clinton, que al menos posee una sólida carrera política.

Cabe preguntarse por qué V de Vendetta, no sólo ha sido, es y será un referente y un símbolo de lucha contra el poder opresor, sino que se consolida como una obra de referencia dentro del ámbito histórico. Como decíamos en el articulo de Khronos The Big Bang History.  Aprende a conocer la historia con tus superhéroes favoritos.

Fotografía de Margaret Thatcher. Fuente

Margaret Thatcher. Fuente

El régimen dictatorial inglés que nos plantea la novela, presidido por un fanático con ansias de poder, se presenta como un régimen “necesario” para evitar el hundimiento del país, bien por una epidemia provocada -por el propio gobierno-, o por futuros ataques -inventados también por el gobierno- de países enemigos de Inglaterra. Hay referencias a una realidad alternativa de la II Guerra Mundial donde el partido Fuego Nórdico llega al poder presentándose con sus insignias y sus desfiles como el “elegido” que evitará la ruina, en este caso, de Gran Bretaña. Prácticamente lo mismo que el partido Nazi hizo al presentarse como salvador para vengar la humillación pueblo alemán después de la I Guerra Mundial y la Paz Dictada (DIKTAT) (3). El Partido Conservador liderado por Margaret Thatcher, también conocida como la Dama de Hierro (4), llega al poder ante un Partido Laborista desgastado, tanto por las protestas del invierno de 1978 como por el fracaso del referéndum escocés (5) del mismo año. Es decir, se presenta, al igual que el partido Fuego Nórdico y el partido Nazi, como la única alternativa y salida posible a la crisis que estaba viviendo el país. Hacen uso del miedo para llegar al poder.

A la izquierda, viñeta del cómic V de Vendetta en la que aparece Adam Susan mientras sale del coche oficial y es saludado por miembros del partido. A la derecha Hitler ovacionado por niñas de la Liga Mujeres Judías en Berlín. Fuente

Izquierda, viñeta del cómic V de Vendetta, con Adam Susan. Derecha, Hitler ovacionado por niñas de la Liga Mujeres Judías en Berlín. Fuente

Alan Moore no sólo critica la política conservadora de la Dama, sino que se atreve a compararla con un régimen dictatorial, ya que sus políticas de privatización y control social sumen a Inglaterra en un contexto que para mucha gente era el necesario en aquel momento, pero que para otra fue excesivo y controlador. Compara pues el régimen conservador inglés con un régimen dictatorial como el del señor del segundo bigote más famoso de la historia -después del Groucho Marx-, Hitler; invitando al lector a la reflexión y crítica de lo que estaba sucediendo.  Relaciona la Alemania nazi con la Inglaterra de Thatcher mediante la propuesta de V de Vendetta, mostrando la delgada línea entre los autoritarismos y algunos gobiernos con exceso de poder.

Pero las similitudes van más allá. Tenemos al líder carismático, casi mesiánico, que guiará a su pueblo a la gloria. Ello lo consiguen sabiendo llegar a las emociones y sentimientos más profundos de la gente con discursos directos, demagógicos y deterministas, que solucionan todos los problemas. Destaca entonces la propaganda fraudulenta en los medios controlados, que invita al miedo -inmigrantes que se hacen con los puestos de trabajo, por ejemplo-, pero que ofrece esperanza -levantar muros-.

Otra similitud son los campos de concentración. En V de Vendetta estos campos supuestamente son para los infectados; sin embargo,  son campos para la gente que piensa diferente o son diferentes (6) y también para la investigación en busca de nuevas armas biológicas. Por lo que respecta a los campos de concentración nazis son más que conocidos. (7)

Viñetas del cómic V de Vendetta. A la izquierda Evey frente a un Dedo. A la derecha una cámara de vigilancia. Fuente

Viñetas del cómic V de Vendetta. A la izquierda Evey frente a un Dedo. A la derecha una cámara de vigilancia. Fuente

La última similitud: la policía secreta. En V encontramos a los “Bolsas Negras”, que como la policía privada de Hitler, la Gestapo, y las furgonetas de vigilancia y antidisturbios ingleses, realizaban tareas de control ciudadano.

El cómic permanentemente incita a la reflexión. ¿Debemos callarnos lo que pensamos únicamente porque nos conviene? ¿Está la supervivencia por encima de nuestra dignidad? ¿Es posible ser libre sin estar seguro? El tema es universal y hoy, como se dijo, adquiere mayor relevancia que nunca. Asimismo estamos ante un ejemplo de cómic que será una obra para la posteridad, tratando a través de hechos ficticios situaciones reales de una época convulsa, dejando entrever el sentir general de la sociedad e incitándola a la rebelión y al inconformismo contra gobiernos poderosos, que aunque no llegan a ser regímenes totalitarios se acercan peligrosamente en sus formas.

 “El pueblo no debería temer a sus gobernantes, los gobernantes deberían temer al pueblo.” V de Vendetta


Referencias

(1) La noche del 5 de noviembre grandes hogueras arden en toda Gran Bretaña para rememorar el atentado fallido contra el Parlamento británico por parte de una facción de los católicos en 1605, entre ellos el conocido Guy Fawkes, que estaban en contra de su rey Jacobo I y la burguesía protestante del momento. De ahí que también sea conocida como la noche de Guy Fawkes, o la Conspiración de la Pólvora, debido a que intentaron volar el Parlamento británico con ella.

(2) El dibujante David Lloyd, en más de una entrevista, ha declarado que la sonrisa de la máscara de V fue fruto de un error mientras intentaba dibujarle el bigote.

(3) Denominación referente a los diversos tratados de paz que los países vencedores (Gran Bretaña, Francia, Italia y EE.UU.) imponen a los derrotados. Entre los tratados más conocidos encontramos el tratado de Versalles, el de Saint Germain o el de Trianon. Todos ellos conforman la conocida Paz de París.

(4) Apodada así por los medios de comunicación soviéticos por su férrea postura anticomunista.

(5) En 1978, en la Cámara de los Comunes,  el Partido Laborista habiendo formado un gobierno minoritario con el apoyo del partido Liberal, realizan una propuesta para un Parlamento escocés, tal y como habían prometido. Se promulgó la Ley de Escocia de 1978; sin embargo, pese al apoyo del partido Laborista Escocés, muchos miembros (la mayoría ingleses) se opusieron a un cambio constitucional debido a un mandato con un gobierno minoritario. Ante dicha situación se celebró un referéndum que supuso la tumba para el Partido Laborista, obligando a unas elecciones en 1979 con la victoria de la principal fuerza en contra del referéndum, el Partido Conservador.

(6) Nos estamos refiriendo a los gays y lo mal vistos que estaban tanto en el mundo ficticio de V como en el mundo real inglés del momento; considerados además portadores del VIH.

 (7) Podemos destacar obras como: Levi, P., 1999, Si esto es un hombre, El Aleph, Barcelona; o  Rees L., 2005 Auschwitz, los nazis y la solución final, Crítica, Madrid.


Bibliografía

  • Campbell, J., 2008, Margaret Thatcher: The Iron Lady, Random House, Nueva York.
  • Grunberger, R., 1971, Historia social del tercer Reich, Ariel, Barcelona.
  • Lozano, A., 2008, La Alemania nazi (1933-1945), Marcial Pons, Madrid.
  • Seldon, A. y Collings, D., 2000, Britain Under Thatcher, Longman, Londrés.

Maiquel Vázquez Carnero

Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Vigo. He realizado el Máster en Historia, Territorio y Recursos Patrimoniales, así como el Máster en Profesorado de Educacion Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formacion Profesional e Idiomas en la Universidad de Vigo y el Máster en Políticas Comunitarias y Cooperación Territorial en la Universidad de Vigo y la Universidade do Minho. Poseo formación investigadora y de docente en el ámbito tanto universitario como en secundaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *